DIARIO DEPORTIVO REGIONAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID

Preferente > Grupo 2 > Jornada 27

27ª Jornada - Crónicas: CD Lugo Fuenlabrada 0 - 1 CD Los Yébenes San Bruno (Temporada 2016/17)

Autor:
13-04-2017
Foto archivo Juan Carlos Durán
 
Los tres puntos viajan a Aluche, la dignidad se queda en Fuenlabrada

 
Crónica /// Diógenes

Trece jornadas llevaba el Lugo sin conocer la derrota y ha tenido que ser el equipo con menos propuesta futbolística, pero eficaz, el que acabara con la racha de este grupo de jóvenes jugadores, que entregan el alma en cada partido hasta el pitido final, aunque éste se produzca en el minuto 107`.

Los Yebenes desplegaron en El Naranjo su juego habitual. Ese juego ensayado una y otra vez en su minúsculo terreno de juego, el 1 - 4 - 6, donde el centro del campo no existe, donde cada saque de banda es un córner y donde los saques de puerta de su portero parecen libres directos. Pero El Naranjo no es tan pequeño, claro, y enfrente había un equipo, joven, luchador, perfectamente asentado en defensa y peligroso e intenso en ataque.

El Lugo proponía el juego y la cabeza, los de Aluche, el músculo, y probaban constantemente la laxitud del juez de la contienda, en la interpretación del juego físico, y la capacidad de éste, de soportar la presión, con protestas, aspavientos y simulacros, recurso de equipo veterano, muy veterano. Pese a todo, las ocasiones de hacer gol por parte de los visitantes fueron, cero, pero cero, cero. Ante la evidencia de su incapacidad para conseguir marcar, mediada la segunda parte, los foráneos dieron por bueno el empate, incluso sustituyen en minuto 76` a su delantero más realizador, para defender y dejar a una jugada aislada, o a la providencia, el premio, que su sistema de juego no le concedía. 

Y la providencia jugó. Corría el minuto 87` y todo cambió. Lo que hasta ese momento era un partido de fútbol normal, se transformó, en una pesadilla surrealista. En una penetración de los locales en el área de Los Yebenes. Un defensor de éstos, desplaza el balón con el brazo, en perfecta zamorana, justo en medio de las líneas que delimitan el área grande y pequeña, lo que origina que el colegiado señale el punto de penalti. A partir de aquí lo inaudito... el línea levanta la bandera para llamar la atención del colegiado, consultan y se pone en marcha una comitiva, árbitro, línea y jugadores hacía la banda contraria, zona de banquillos, para reclamar la presencia del delegado y hace que éste se incorpore a la comitiva para llegar de nuevo a la banda de origen. Se pide al delegado que retire a los espectadores de una zona del campo.

Éste lo hace y se procede a reanudar el juego. Siendo, cómo en golf, dropado el balón, fuera del área. Cualquier decisión habría podido ser plausible. Fuera de juego del atacante. Falta en ataque. Mano involuntaria. Incluso miedo... cualquiera, excepto situar el balón fuera del área y lanzar libre directo a favor del Lugo. La falta se sacó sin consecuencias, pero el desarrollo del partido ya sería absolutamente distinto. Todo este incidente hizo que el minuto noventa fuera ampliamente rebasado.

El colegiado prolongó el partido tres o cuatro minutos más. Se produce una falta en el lado izquierdo de ataque, a favor de los Yebenes, que a la postre sería el gol de la victoria visitante y final del partido. 

Era un partido de esos de mucho que ganar y poco que perder... El Lugo sigue tercero y los dos primeros se enfrentan la jornada que viene. Así que seguimos en la lucha muchachos!!

!VAMOS LUGO!

 

NOTICIAS RELACIONADAS

Ajax Spinner