Usamos cookies para ofrecerte un mejor servicio, en ningún caso usamos tus datos para nuestro beneficio personal o para venderselo a terceros. Si continúas navegando aceptas nuestro uso de las Cookies. Más información

DIARIO DEPORTIVO REGIONAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID

1ª Autonomica Juvenil > Grupo 1 > Jornada 30

30ª Jornada - Crónica: AD Colmenar Viejo 6 - 5 AD Sporting de Hortaleza (Juveniles - Temporada 2014/15)

Autor:
13-05-2015
 
El partido de los partidos

 

Crónica /// AD Colmenar Viejo

Partido de locos el vivido en la tarde del sábado frente al Sporting de Hortaleza con resultado final de 6-5 para los nuestros. Con la victoria, el juvenil A se sitúa octavo con 48 puntos, a tan solo 2 del ascenso donde se encuentran en la lucha hasta 5 equipos con 50.

Si miramos las dos fotos que acompañan el texto podremos hacernos una idea de lo que se pudo vivir este pasado sábado sobre el césped del Alberto Ruiz. Por un lado la cara de nuestro mister que refleja la rabia, el esfuerzo, el sufrimiento y de un vamos coñ...!!! que obviamente fue el sentir de todo el equipo y de los aficionados que siempre nos acompañan.

La otra, claramente lo que nos llevo a ganar un partido épico: la unidad. La unidad en el vestuario y en el campo. Y también por su puesto refleja la alegría que da recibir esa recompensa tangible en forma de puntos a tanto esfuerzo diario y especialmente esa tarde.

Siéntense. Cojan un vaso de agua. Bébanlo tranquilamente. Respiren hondo y agárrense donde puedan que allá vamos.

Comienza el partido con un sol de justicia. Fácil que a pie de césped hubiese 35 grados. Con lo que sufren las gomas. El partido comienza con un ritmo alto a pesar del calor. En los primeros 5 minutos, dos llegadas de los locales y una del Sporting que supone el primer sobresalto de la tarde. Penalti y tarjeta amarilla para Porti. Gol. Uge no puede hacer nada ante el lanzamiento. 0-1.

El gol no hace que se bajen los brazos, queda mucho (y tanto). Tras el gol continúan las llegadas serranas, sin mucho peligro, pero dejando un cierto tufillo a que se estaban haciendo bien las cosas y el gol llegaría tarde o temprano.

Pero esto es fútbol amigos, y como reza el titulo de esta crónica, el partido de los partidos, en poco (si no estuvieron presentes) empezarán a descubrir el por qué de ese titular.

Siete minutos después llega el segundo contratiempo. Portillo nota un pinchazo y nuestro central no puede continuar. Cambio en el minuto 13. Entra Diego al medio centro y Adrien ocupa la posición de central. Apenas sin tiempo para acoplarnos y reajustar piezas llega el segundo del Hortaleza, de donde no había nada. Un saque de banda a favor se convierte en falta de saque y balón para el equipo visitante. Tras varios rechaces el balón entra pegado al palo con gran disparo del delantero del equipo madrileño. Minuto 22, 0-2, un cambio realizado…y sin embargo, que cantan por ahí, se mantenía ese aroma a que las cosas se estaban haciendo en la dirección correcta, se lo aseguro.

Tal era el aroma que la Agrupación empezó a dominar y a llegar con verdadero peligro. Recortaría distancias nuestro juvenil en una gran jugada de banda a banda que acabó con el balón en los pies de Diego, quien acabó cruzando el balón a las mallas del Sporting. Con un Colmenar lanzado, a nadie le extrañó el empate antes del descanso. Sobre el minuto 36, una contra que firmaría más de un portugués, acabaría por poner las tablas más que merecidas por lo visto en el campo. Iván, en racha goleadora, fue el autor del tanto.

Descanso. Pocas veces esa palabra tiene tanto sentido como tras una primera parte que había puesto el listón de las emociones tan alto. 

Je. La realidad es que en el segundo acto es cuando el partido empieza a saltar por los aires, de susto en susto, de gol en gol, de parada en parada…en definitiva comenzaba el espectáculo.

La reanudación comenzó con los franjirojos algo más tímidos de lo que se fueron al vestuario, cosa que comenzó a aprovechar el Sporting. De repente suenan las alarmas. Edu, ha recibido un golpe fuerte y no puede seguir. Cristian se prepara sin calentar para salir, Leles no puede. Medio cojeando trata de defender una jugada. El balón no sale, la tienen ellos, se hace eterno, Cris preparado, nos olemos lo peor…gol.

Minuto 52. 2-3, dos lesiones y dos cambios hechos. Pero “Va chicos que está bien!!” es lo que se oye desde el banquillo.

Se recomponen de nuevo las piezas y parece que todo vuelve a funcionar, vuelve ese tufillo de gol, de empate. Uge con poco trabajo (en esos momentos), Arroyo y Botey llegando desde los laterales, Adri y Gil que empezaron de medios, en el centro de la zaga, Cris, Iván y Diego eran los nuevos timoneles y Lillo, Kike y Ventura los arietes. Se olía el empate pero… tras el uy en la portería visitante un balón suelto llega a la frontal a los pies de Iván, el defensa de manera bastante dudosa (le hizo falta vamos… ) le quita el balón y lo lanza al único jugador junto a Uge que había en campo local; su delantero. Si lo vuelven a leer entenderán que era un fuera de juego flagrante, de libro. Pero acabó en gol. El 2-4.

Todo muy surrealista. Jugando bien a pesar de los imprevistos pero perdiendo de 2. De nuevo. En el minuto 64.

Aprovechando el parón y el saque de centro, el juvenil quema todas las naves haciendo los dos cambios que le quedaban. Lillo y Arroyo dejaron paso a Carlos y Chicho para dar más frescura al equipo.

Pronto se empezó a notar. 5 minutos después, una falta botada por Iván, la convertiría Adri en el 3-4 y de paso en una ventana abierta (si es que se cerró alguna vez) a la esperanza de remontada. Habrá mil millones de equipos en el mundo a los que ese 2-4 rodeado de circunstancias adversas en forma de lesión les habría hecho bajar los brazos, les habría hecho pensar que no era el día. Pero al juvenil A de la Agrupación le va el rock and roll. Y decidió que sí era el día. Por más vallas que hubiera que saltar.

Que las hubo, claro. Adri tuvo que abandonar el campo minutos después entre gritos de dolor tras un fuerte “contrabalón” para darle emoción al asunto (nótese la ironía).

Resumiendo:

Minuto 70, 3-4 en el marcador, dos medios centros de centrales y con 10 ya que tras la lesión de Adri no quedan cambios. Perfecto. Ya está el partido justo donde lo queríamos (nótese de nuevo la ironía). Con menos giros de guión hay guionistas que tienen su estrella en Hollywood, Tanto es así, que a Adri, aun cojeando por la banda fuera del campo tratando de llegar al banquillo, no le dio tiempo a disfrutar del empate a 4 aun dolorido. Va va!! El empate no sirve vamos! Queda mucho!! Se oye desde el banquillo tras el gol de Cristian.

Al equipo comienza a ponérsele la cara del de la foto. Lucha, corre, juega, defiende, ataca, ojo que hay falta. Falta lateral. De las que huelen bien. Todos arriba. Y de nuevo ese guante que tiene por pie Iván, la pone en la cabeza de Gil.Un grito gigantesco de GOOOOOOOOOOL!! Retumba en las entrañas del coliseo colmenareño.

Éxtasis total!! Minuto 82 y hemos remontado. Se ha pasado de un 2-4 al 5-4 en un (casi) un abrir y cerrar de ojos. Los mensajes expresan tanta alegría como la sensación de que es demasiado pronto para lanzar ninguna campana al vuelo. “Va Va queda mucho! Cabeza!!”

Y tanto que si quedaba. El partido, a pesar del calor, de la intensidad física y mental con la que se estaba jugando, nunca bajó el ritmo. El Sporting se la jugaba también y seguía sacando fuerzas de donde ya no había para empatar. Lo que aparentó ser un balón fácil para Uge se convirtió en un regalo envenenado y el empate a 5. Como esa típica caña de Federer en el peor momento. Y perdonen, si les pasa a Federer qué más vamos a decir. Mala suerte y punto.

Minuto 85.

Es posible que de haber sido la jornada 15 o 18 pues no les digo yo que la cosa hubiese acabado ahí. Pero se trataba de mayo, faltando 5 jornadas para el final (ahora 4 ) y había dos equipos jugándose la vida. Así que se pueden hacer una idea de cómo fueron esos cinco minutos reglamentarios más los cinco de añadido, y más si encima lo añadimos a lo caprichoso que se puso el día.

Como se escuchó con el empate a 4, ese resultado no valía así que la única opción realista era soñar en forma de atacar y atacar y atacar. Eso, en el caso de los franjirrojos era la épica, pero suponía dejar huecos obviamente en la retaguardia especialmente estando en inferioridad. Pero ahí estaba el de la caña de antes. Federer? no. Eugenio Granja, para sacar dos pies milagrosos.

(Hagamos un paréntesis para recalcar algo por si no se han fijado. Hacia 5 minutos había cometido un error que le costaba el empate y quien sabe si más cosas a su equipo. 5 minutos después salva al equipo y le da la oportunidad de ganar 3 puntos y quien sabe si más cosas)

Volvemos al verde. Minuto 92, queda tiempo. Vamos!

Balón largo, la coge Carlos, mano a mano, vaselina, se va fuera, la persigue, el portero también, llega antes Carlos, línea de fondo, PENALTIIIIIIIIIII!!

Después de 92 minutos de correr, sudar la gota gorda, sufrir…después de 92 minutos de un esfuerzo titánico se iba a decir todo en un penalti.

Con todo el público y la plantilla rezando cada uno a su dios y Uge a todos, Diego tomó la responsabilidad.

GOOOOOOL!!

Se sobrepasaron sin duda los 112 decibelios. Hasta a cincuenta kilómetros se oyeron ecos del gol. Aunque a pie de césped, ahora que nadie nos lee, les diremos que casi daba hasta cosa celebrarlo por si aun quedaba alguna sorpresa.

Pero no, nada más hubo. El Dios del Fútbol decidió cerrar por un rato la Caja de Pandora justo cuando la sonrisa estaba en los rostros colmenareños.

Pitido final y jolgorio entre los locales en un partido para recordar toda la vida.

En el partido de los partidos.

Nadie sabe donde acabará este equipo al final de temporada en la tabla. Pero algo si sabemos, seguro. Se lo merecen todo.

Jugaron: TODOS del 1 al 26. #somosequipo

Ajax Spinner