Usamos cookies para ofrecerte un mejor servicio, en ningún caso usamos tus datos para nuestro beneficio personal o para venderselo a terceros. Si continúas navegando aceptas nuestro uso de las Cookies. Más información

DIARIO DEPORTIVO REGIONAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID

2ª Juvenil > Grupo 12 > Atletico de Madrid "C"

Entrevista a David Samaniego, entrenador del Juvenil "C" del Atlético de Madrid (Temporada 2016/17)

Autor:
09-03-2017
David Samaniego en una sesión de entrenamiento

 

" Algún día me gustaría dedicarme a esto profesionalmente y poder vivir del fútbol, llevo con él desde los 5 años y es algo que me apasiona "

 

David Samaniego García es el técnico que está al frente del nuevo proyecto del Juvenil "C" del Atlético de Madrid, un entrenador joven con una preparación de "alto voltaje" y con una clara idea en su cabeza, "llegar a ser entrenador profesional algún día".

Para lograrlo derrocha pasión y dedicación, de momento su equipo lleva 22 partidos ganados de 22 jugados, el crecimiento personal y deportivo siempre está presente. Un proyecto de futuro cuya meta será colocar al equipo en Autonómica en tres años, meta complicada pero no imposible.

 

Hola David,  ¿El Juvenil “C” del Atlético de Madrid nace como nuevo proyecto deportivo esta misma temporada?

Sí, es un equipo de nueva creación. El nuevo proyecto nace con un objetivo claro, que el Juvenil “C” del Club Atlético de Madrid en tres temporadas esté jugando en la categoría de Autonómica. Sabemos lo difícil que es ascender tres años seguidos, pero hay que trabajar duro para conseguirlo.

 

Hasta el momento todos los partidos ganados entrada ya la segunda vuelta,  unos números para quitarse el sombrero.

Se está trabajando muy bien, el equipo se esfuerza semanalmente para conseguir el objetivo marcado al comienzo de temporada. Desde el cuerpo técnico buscamos tener a todos los jugadores mentalizados día a día para que no tengan fugas, es decir, para que no piensen en otra cosa que no sea mejorar en todos los aspectos que requiere el fútbol, que son muchos. Si quieren ser profesionales algún día no se puede negociar el esfuerzo, si un día fallas lo pagas muy caro.

 

Siendo Juvenil “C” me imagino que los futbolistas serán casi todos de primer año.

Pues sí, tenemos un equipo casi al completo de primer año, como no puede ser de otra manera. Jugadores que vienen de la categoría Cadete y que van progresando y adquiriendo conocimientos año a año esperando dar un salto mayor dentro de poco. 

 

¿Nos puedes hablar un poco de tu trayectoria en los banquillos?

Pues comencé en Galicia ya hace años, primero ayudando a entrenadores donde yo jugaba, "ya me iba gustando el ser entrenador" y después ya llevando yo a equipos como primer entrenador.

De Ourense que es donde yo vivía me fui a estudiar INEF a La Coruña, y allí con 19 años comencé en una escuela humilde, el Sporting Coruñés, para llevar a un equipo Alevín. Estuve 3 años hasta que fiché como futbolista en el Betanzos CF y cogí allí un equipo Infantil además de ayudar a los coordinadores de fútbol base del club. 

Al año siguiente por mi trabajo sólo pude ser ayudante de un equipo Cadete del Betanzos y también colaboraba en la coordinación de la preparación física de la Escuela de Fútbol Base. 

Cuando llegué a Madrid en el año 2012 empecé a entrenar en la Escuela del San Fermín, cogiendo un equipo Alevín y también lo compaginaba con la preparación física y ser segundo entrenador del C.D. Campamento. Así estuve 2 años hasta que me surgió la posibilidad de entrar como segundo entrenador en el Club Atlético de Madrid. Poco a poco en el Atlético de Madrid he ido ascendiendo hasta ahora poder estar en este proyecto que os he contado antes. Mencionar que durante la temporada 2014/15 estuve desde Febrero hasta Junio en el CD La Granja de 3ª División de Castilla y León.

 

Mucha experiencia en el fútbol base a tus espaldas en Galicia, ¿Cómo te dio por venir a Madrid?

Pues cuestiones de trabajo, me trasladaron a Madrid y cogí las maletas y no me quedó otra opción. 

 

 

Desde tus primeros pasos en Madrid en equipos de barrio como Sanfer o Campamento al Atlético de Madrid, ¿Un paso ganado a pulso?

Pues de lo que se trata es de trabajar día a día muy duro en algo que me apasiona tanto como es el fútbol. Así y sólo así te acaban apareciendo oportunidades que no puedes dejar escapar. Desde aquí agradezco al Club Atlético de Madrid la confianza depositada en mí desde un primer momento y sólo con trabajo y dedicación se puede ir escalando poco a poco. Lo que le decimos a los futbolistas nos lo tenemos que aplicar a nosotros mismos y no es otra cosa que: “Si quiero ser profesional algún día no puedo negociar el esfuerzo, si un día fallo lo pagaré muy caro”. 

 

¿Nos puedes comentar como cuenta el Atlético de Madrid contigo para este nuevo proyecto, habría numerosos candidatos?

Pues la verdad es que no se los candidatos que tendrían, pero a mí me llamaron antes de finalizar la temporada pasada para decirme de la posibilidad de creación de este nuevo equipo y que querían entrevistarme para ver un poco que posibilidades había conmigo. Me pareció buena idea, me gustó el proyecto y todo salió bien afortunadamente. 

 

También has jugado al fútbol,  ¿crees que es indispensable haber sido jugador para ser entrenador de fútbol?

No es indispensable, véase el caso de entrenadores profesionales actuales que no han sido jugadores de fútbol. Pero yo creo que es algo que ayuda, porque si has vivido experiencias como jugador en un vestuario con entrenadores diferentes, cuando eres míster sabes un poco como piensan los futbolistas, como pueden reaccionar a diferentes acontecimientos, como les puede sentar diferentes formas de actuar, etc..... Por lo tanto creo que como entrenador tienes ventajas si has jugado antes al fútbol.

 

¿Cómo es trabajar para un club grande como el Atlético de Madrid? 

Pues es algo con lo que uno siempre sueña. Poder estar de técnico formador en una Academia tan grande como lo es la del Club Atlético de Madrid es algo muy grande. Después lo que debes hacer es trabajar como uno más y ser humilde. Sólo así podrás llegar más alto. Si no hay trabajo es probable que no tengamos recompensa. 

 

Sigamos hablando del equipo Juvenil “C”, según tu experiencia, ¿Cómo ves la competitividad en vuestro grupo de Segunda Juvenil?

Pues está claro que nuestro equipo está por encima de los rivales del grupo, pero sólo con esfuerzo y trabajo se consiguen los resultados. Un equipo superior que se relaja puede ser carne de cañón de cualquier rival. Está claro que los jugadores son de alguna categoría superior, pero eso hay que demostrarlo en el campo. Lo primero de todo es el respeto a los rivales sea cual sea el marcador, para mí eso es fundamental, el que no comprenda eso no puede ser jugador de mi equipo. 

 

¿No es complicado concentrarse sabiendo la enorme superioridad en la liga?

Sí que es complicado que los jugadores salgan al 100% a un partido contra rivales a los que goleas pero no nos podemos quedar con la idea de ganar el partido, tenemos unos objetivos semanales que tenemos que conseguir y que se deben plasmar en el terreno de juego. Hay que motivar a los jugadores de otras maneras, ya que estando en un club como el Atlético de Madrid el salto puede llegar en cualquier momento, por lo que no deben relajarse en ningún momento. Como dije antes, el que se relaja y falla pierde el tren. 

 

David Samaniego en el Estadio Vicente Calderón

 

El Santo Ángel de la Guarda os marcó tres goles en la segunda jornada de liga, desde entonces tan solo habéis encajado otros cuatro goles, ¿Hubo palabras tras el encuentro?

Siempre comentamos el partido y los fallos que observamos. Tenemos la suerte de poder grabar muchos encuentros y poder observar más detenidamente en casa los errores y aciertos que cometemos. En ese partido el equipo estaba aún en formación, y recuerdo que fueron tres goles idénticos, pérdidas en salida de balón de inicio y contraataque rápido. Cuando comienzas las ligas los equipos aún no han asimilado los comportamientos del juego y los principios y sub principios en ataque y defensa aún no están interiorizados. Esos errores nos sirven para corregir cosas y que no vuelvan a suceder, siempre está bien que aparezca a comienzos de temporada porque es cuando los jugadores aún están asimilando a lo que jugamos. 

 

¿El respeto a los rivales y a los árbitros también lo trabajáis?

Desde luego. Es algo que desde el Club Atlético de Madrid se cuida y se valora mucho. Los valores que trabajamos desde el Club van en la dirección de respeto máximo a rivales y a los árbitros. No vemos con buenos ojos que dentro de la formación de un jugador que quiere llegar a ser profesional no se cuide al detalle este tipo de cosas. Y ya no sólo el respecto a rivales y árbitros, si no el respeto a toda la gente que tenemos a nuestro alrededor, porque en la vida hay cosas por encima del fútbol, no nos olvidemos. 

 

Habrás tenido que tomar decisiones que no gustan a algunos padres, ¿cómo es tu relación con los padres?

Pues en el Club Atlético de Madrid tenemos la suerte que nos respaldan al 100% en ese tipo de situaciones, es decir, nosotros hacemos nuestro trabajo y cumplimos unas funciones que desde el Club nos han encomendado, y cualquier problema que surja y si un padre quiere consultar cualquier cosa sobre su hijo, es el Supervisor Deportivo el que se encarga de hablar con ellos, liberándonos a nosotros de vivir esa situación. Nosotros hablamos en el día a día con el jugador y resolvemos problemas internos que puedan surgir en el equipo. Si hacemos las cosas mal no serán los padres los que nos tengan que pegar la bronca o valorar, ya desde el propio Club se encargan de hacer informes sobre los técnicos. 

 

¿Quien colabora contigo en la parcela técnica?

Tengo la suerte de contar con un segundo entrenador que me ayuda siempre y si el equipo va así de bien es gracias a él y al resto de cuerpo técnico que estamos en Orcasitas, ya que el trabajo en equipo que hacemos es fundamental para que los resultados lleguen. El preparador físico, el entrenador de porteros, el delegado de equipo, los fisioterapeutas, el readaptador físico y como no el coordinador y supervisor de la Sede. 

 

¿Siendo parte del Atlético de Madrid os dan unas pautas de cómo jugar u os dejan libertad en ese aspecto?

Dentro de la estructura de la Academia del Club Atlético de Madrid tenemos una forma de jugar y una identidad de club muy parecida en todos los equipos, con unos comportamientos y una adquisición de principios y sub principios del juego muy similares. Lo que después cada entrenador tiene unas vivencias y una forma de ver el fútbol que van a empapar a su equipo, y ahí está luego la identidad propia que puede tener cada equipo dentro de unas pautas de las que no debemos salirnos. 

 

El ascenso del equipo está prácticamente hecho, ¿qué otros objetivos tiene el equipo?

Pues como ya dije antes los jugadores tienen objetivos semanales y mensuales a cumplir y que debemos ver en el terreno de juego. Dentro del proceso de formación de un futbolista a lo largo de los años se deben adquirir comportamientos dentro del campo y asimilar principios y sub principios del juego poco a poco para llegar lo más alto posible dentro del fútbol. Si se quiere ser profesional se debe ir poco a poco e ir quemando etapas, no por más correr llegarás más lejos. 

 

Samaniego en su etapa como futbolista enfrentándose a Adrián López (Deportivo)

 

¿Ha habido alguno de tus jugadores que haya pasado a jugar a un Juvenil superior?

Los jugadores siempre están trabajando duro para cuando les llegue la oportunidad. Nuestro equipo por encima es el Atlético de Madrid B Juvenil de Liga Nacional, si ellos necesitan jugadores deben tirar del siguiente en letra por debajo y esos somos nosotros. El salto de categoría es grande, por eso debemos trabajar muy duro y que si algún jugador tiene que subir que no se vea tanta diferencia. 

 

¿Dónde y cuánto entrenáis?

Entrenamos en la sede de Orcasitas 4 días a la semana y 1 hora y media cada día. La verdad es que se trabaja muy bien y el equipo está con las ideas muy claras. 

 

¿Muchas diferencias entre el fútbol en Galicia y en Madrid?

Pues tampoco te creas, al final el fútbol es fútbol. Cada entrenador tiene unas ideas diferentes, ni mejores ni peores. Eso es lo que hace al fútbol tan grande. 

 

¿Dirigir a Alevines o Juveniles será totalmente diferente?

Está claro que sí, son dos categorías de formación totalmente distintas. Alevines hablamos de jugadores de 10-11 años y en juveniles ya estamos con jugadores de 16-17-18. Se trabaja de diferente manera con unos que con otros y tenemos que saber que cuanto más pequeños más vamos a marcar a los jugadores. Por ello se debe tener mucho cuidado en categorías de edades tempranas, ya que un jugador puede amar u odiar el fútbol por nuestro paso por ellos. Dejemos que disfruten del fútbol y aprendan lo máximo con él, al final comprenderán que sólo disfrutando llegarán lejos en la vida y en el fútbol.

 

¿Qué titulaciones tienes?

Soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y Deporte con especialidad en fútbol. También soy entrenador Nacional UEFA PRO y después tengo los títulos de Quiromasajista Deportivo y Socorrista Acuático. 

 

¿Además de dirigir al Juvenil “C” atlético haces algo más?

Pues lo que me da de comer a día de hoy es mi trabajo fuera del fútbol. Algún día me gustaría dedicarme a esto profesionalmente y poder vivir del fútbol, llevo con él desde los 5 años y es algo que me apasiona. A parte de mi trabajo también estoy de Director Académico en una Escuela de Entrenadores de Fútbol, realizando cursos de Técnico Deportivo en Fútbol y formando a futuros entrenadores. He dado clases también como profesor de Técnica, Táctica y Preparación Física en cursos tanto de Nivel 1, 2 y 3. Y ya cuando tengo algo de tiempo hago entrenamientos personales a gente que quiere preparar oposiciones, gente con lesiones deportivas y gente que quiere mantenerse en forma. 

 

¿En los últimos tiempos han cambiado mucho los métodos de entrenamiento?

Van cambiando con el paso del tiempo. Yo siempre les digo a mis jugadores que cuando era joven y entrenaba en división de honor juvenil lo hacíamos en campo de tierra, muchos entrenadores nos mandaban correr alrededor del campo 30-40 minutos,… y se ganaban igual los partidos. Hoy en día lo de correr alrededor del campo está muy mal visto, los métodos ortodoxos cada vez se usan menos, pero eso no quiere decir que estos métodos no sean esenciales para mejorar ciertas cualidades físicas, que sí lo son, pero están mal vistos. 

 

David Samaniego dando órdenes durante un partido

 

Ya has entrenado también a jugadores sénior, ¿Te gustaría retomar esa experiencia con mayores en algún momento?

Sí, me gustaría ser entrenador profesional en un futuro, esa es mi meta. Tengo objetivos y me pongo metas en esta vida por las que me esfuerzo y lo doy todo. Hay que tener ambiciones en la vida y pelear por conseguirlas, si somos conformistas estamos condenados a fracasar. 

 

También eres preparador físico y quiromasajista deportivo, ¿desde tu punto de vista por qué se producen tantas lesiones en el fútbol actual, incluso en el amateur, cuando en principio físicamente se trabaja ahora mejor?

Eso de que se trabaja mejor tendríamos que verlo. Tenemos mejores campos, más material y más cuerpo técnico en los clubes, pero… ¿ se utilizan bien los recursos que tenemos?, yo creo que muchas veces no. Se ven verdaderas burradas por los campos de fútbol, niños de edades tempranas haciendo preparación física con cargas que no corresponden a la edad en la que están. Tenemos que saber que cada etapa de formación necesita una carga diferente, y muchas lesiones vienen porque se quiere entrenar a los más pequeños como lo hacen los mayores. 

Después también decir que los jugadores de hoy en día no juegan en el patio, en la calle, en el campo de la urbanización, en el parque,… y sólo saben meterse en casa a jugar con los videojuegos y con los móviles. Antes a parte del entrenamiento con el equipo un niño se pasaba otras tres horas con los amigos o incluso sólo con un balón, hoy en día eso no se ve. El entrenamiento invisible que hace que las lesiones tengan mayor porcentaje de aparecer.

 

Cuando las cosas van tan bien como con tu equipo, ¿el trabajo psicológico sigue siendo necesario?

Para mí el trabajo psicológico es fundamental desde el comienzo de las temporadas, por encima del técnico, táctico y físico. Para mí tener al grupo unido, con pensamientos de unidad, de ir todos en la misma dirección, sin fugas, con la cabecita bien amueblada y con una predisposición al esfuerzo grande es lo más complicado para un entrenador. Si consigues eso, muchas deficiencias físicas, técnicas y tácticas quedarán tapadas por ese esfuerzo y compromiso del equipo. 

 

¿Personalmente algún entrenador que te haya marcado?

Unai Emery, es un entrenador con personalidad y con las ideas claras. Prepara muy bien los partidos, analiza a los rivales y adapta su juego a lo que le viene, sin renunciar a sus ideas y al juego de su equipo. Hay muchos entrenadores buenos que os podría mencionar, pero como me tengo que quedar con uno elijo a Unai. Es un entrenador que está siempre fuera del banquillo y dando órdenes, siempre pensando y analizando todo y transmitiendo intensidad a los jugadores en todo momento, "me identifico con él porque yo también soy así".

 

Para finalizar, ¿ algunas palabras que quieras expresar para tus jugadores, compañeros técnicos, aficionados o para el fútbol en general ?.

Pues me gustaría decirle a todo el mundo apasionado del fútbol que lea mucho sobre fútbol, que vea entrenamientos de fútbol, que haga cursos de fútbol, que hable con otros entrenadores sobre fútbol, que aprenda de fútbol con los buenos y con los malos, que acuda a conferencias y charlas sobre fútbol,… y cuando piense que sabe mucho de fútbol, no sabrá ni un 5%. Eso es lo bonito del fútbol, que estamos siempre  aprendiendo y en continua evolución.

 

Pues muchísimas gracias, y suerte para el futuro

Gracias a vostros.

 

[email protected]

Ajax Spinner