DIARIO DEPORTIVO REGIONAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID

Preferente Alevín > Grupo 7

Entrevista a David Samaniego, responsable del proyecto internacional del Atlético de Madrid en Israel - marzo 2020

Autor:
30-03-2020
David Samaniego dando órdenes en un entrenamiento del Sub 19

 

David Samaniego García ejerce como Director Deportivo de la Academia del Hapoel Beer Sheva y como entrenador del Sub19, equipo considerado como filial del club Israelí

 

David Samaniego García es un técnico que está como Responsable del proyecto internacional del Atlético de Madrid en Israel, uno de los proyectos de expansión del club rojiblanco más importantes de todos los que tiene por el mundo.

David es un entrenador joven pero con una gran preparación y con una idea en su cabeza, "llegar a ser entrenador profesional algún día". Por ahora está en Israel como Director Deportivo de la Academia del Hapoel Beer Sheva y como entrenador del Sub19, equipo considerado como filial del club Israelí.

Contactamos con él desde la distancia para hacerle esta entrevista que reproducimos a continuación.

 

Hola David, ¿ primeramente nos gustaría preguntarte por la situación en Israel con el tema del Coronavirus y cómo estás ?.

Hola. Pues por aquí en Israel llevamos desde el viernes 13 de marzo en casa sin salir. El Gobierno aquí cortó muy rápido vuelos procedentes de lugares con más casos de contagio de Coronavirus y por ahora se ha ido controlando bien. Han ido poniendo medidas restrictivas cada vez algo más fuertes y todo apunta que acabaremos llegando al cierre total del país. Por ahora los entrenadores españoles que estamos aquí en este proyecto internacional estamos en casa desde ese día sin salir nada más que a comprar. El número de casos va subiendo, como en todos los países, pero creo que aquí está algo más controlado que en otros lugares.

 

Ya son muchos días en casa, ¿cómo llevas tu día a día?, ¿se hacen muy largos?

Pues la verdad que a un entrenador que le apasione el fútbol, estando en casa sin salir a realizar lo que más le gusta, pues sufre, no te voy a engañar. Al final tan lejos de casa y sin la familia cerca, para nosotros el Hapoel Beer Sheva y toda su gente es nuestra familia, desde los jugadores hasta la última persona que trabaja en el club. Por lo tanto se sufre estando en casa metido sin poderlos ver y sin poder disfrutar de lo que tanto nos gusta. 

Pero sabemos que la situación que estamos viviendo es la que hay y debemos ser fuertes y sobreponernos. Hemos creado un plan de actuación con el Atlético de Madrid y con el Hapoel Beer Sheva para estos días que estamos en casa y para seguir haciendo cosas vinculadas al club para cuando volvamos, que seguro que es pronto, tengamos trabajo adelantado y podamos ya centrarnos en otros temas importantes. 

Mi día a día si te digo la verdad se me pasa rápido. Me levanto a las 08:30h y desayuno tranquilamente mientras leo un poco las noticias de cómo están las cosas por España y por Israel, aunque no mucho porque si no uno se vuelve loco. Desde las 9h hasta las 10.30h estudio inglés, ya que mi nivel no era muy elevado y he ido mejorando en estos meses aquí, pero tengo que darle más. Desde las 10:45h a las 11:45h estoy haciendo un curso online de metodología en fútbol para no olvidarme de las cosas importantes. De las 12h a las 13h hago videollamada con mi novia y hacemos clase física online para hacer ejercicio y estar activos (ya he conseguido que se unan su hermana y una amiga). Después de comer descanso hasta las 17h y a partir de ahí hasta las 22h estoy con el plan de acción que diseñamos. Después ya por la noche me pongo algún documental de fútbol o alguna entrevista a jugadores o entrenadores de las que hay por redes sociales. Y finalmente me voy a mi santuario a dormir, lo llamo así porque es el bunker de la casa y porque lo tengo preparado para estar como en casa: fotos de la familia, de la novia, del perro, de los amigos, la bufanda y bandera del Atlético… vamos, como si estuviera en Madrid. 

El búnker de David Samaniego convertido en santuario para él

Por lo que vemos no te aburres y eso es bueno, pero ¿cómo era un día tuyo normal antes de que llegará todo lo que estamos viviendo ahora?

Pues muy intenso. Por la mañana bajábamos todos los entrenadores españoles a la ciudad deportiva. En este proyecto estamos 6 personas españolas. Mauro y Julio como preparadores físicos y Raymond, Javier Roa, David Valentín y yo como entrenadores. Pues todas las mañanas íbamos a nuestro despacho para trabajar en todo lo relacionado con metodología y preparación física. Después cada uno de los entrenadores también llevaba un equipo y tenían que preparar los entrenamientos. Muchas de las mañanas teníamos reuniones con los directivos del Hapoel para supervisar todas las áreas y departamentos del club. También hacíamos reuniones con algún entrenador que tuviéramos que decirle algo. Yo como Director Deportivo tenía que reunirme algunos días con el Director General y otros directivos para hablar de la Academia y otros temas de interés. También debía preparar mi entrenamiento del Sub19. Algunos días veíamos al primer equipo entrenar si teníamos tiempo. Como te digo era algo muy intenso, y más cuando hay que hablar en inglés todo y aprendiendo algo de hebreo para poder chapurrear palabras. 

Después íbamos a casa a comer normalmente. Alguna vez nos quedábamos en la ciudad deportiva y comíamos algún tupper que nos traíamos de casa. 

Y por la tarde venía el plato fuerte. Entrenamientos de nuestros equipos y supervisión del resto de equipos de la Academia. Llegábamos a las 15:30 a la ciudad deportiva y nos íbamos a las 21h aproximadamente, o si teníamos que hablar con algún entrenador algo más tarde. 

Charlas, reuniones, entrenamientos en el día a día de David Samaniego

Nos entran mareos de escucharte vuestro día a día, ¿Cuándo descansábais?

Pues por la noche para dormir, porque a la hora de comer muchas veces teníamos una hora escasa. Los días aquí son muy intensos, y encima con el idioma hace que todo se multiplique por 4 para entenderte y poder comunicarte bien. Lo de leer hebreo ya imposible, lo bueno que aquí están muchas cosas en inglés, pero no todas. Y algo también difícil es que aquí el domingo es su primer día de semana, por lo que no tenemos descanso. Acabamos la semana los sábados con los partidos de competición y ya comenzamos el domingo la semana. Y así semana tras semana desde el 2 de julio que llegamos. Si te soy sincero ya casi se cumplen 9 meses desde que aterrizamos aquí y mis 2 únicas visitas han sido una tarde al Mar Muerto y otra tarde a Jerusalén, nada más. Han sido meses intensos y si teníamos algún hueco libre hemos preferido descansar un poco. 

 

En la anterior entrevista que te hicimos en 2017 estabas en el Juvenil C del Atlético de Madrid ¿Cuál fue tu trayectoria en los banquillos desde esa temporada?

Pues ese año logramos el ascenso con ese equipo que era de nueva creación en el club. Al año siguiente me ofrecieron el Juvenil de Liga Nacional “Atlético Madrileño B” y con él estuve 2 años y este año aquí. 

 

¿Cómo te ofrecieron este proyecto?, ¿fue fácil tomar la decisión de ir a un país tan lejos de España y de la familia?

Pues cuando acabó la liga y aún quedaba más de un mes para seguir entrenando, pero ya sin ninguna competición que jugar, me llamaron y me dijeron que en el proyecto internacional de Israel iban a cambiar algunas cosas y que querían que fuera a entrenar al equipo sub19 y a ser el responsable deportivo de la Academia. 

a propuesta me gustó y bueno..., para mí era un paso adelante poder ser uno de los privilegiados de estar en un proyecto de expansión internacional del club como era el de Israel y con un cargo como el que me ofrecían. Aun así, tuve que informarme del país, porque uno siempre escucha cosas que asustan de Israel, pero bueno, tomé rápido la decisión con el apoyo de toda mi familia. Me quedé sin vacaciones, pero la oportunidad que venía por delante merecía la pena.

Fotos de la visita de David Samaniego a Jerusalén y al Mar Muerto

¿Tu familia te apoyó en todo momento?

Al comienzo cuando nombras “Israel”, la primera reacción es “tú estás loco”, ahí hay muchas bombas y es muy peligroso. Después te informas bien y hablas con gente que había estado aquí y no es para tanto. De momento llevo casi 9 meses y no he sentido miedo ningún día. Tuvimos tensión unos días porque Israel mató a un jefe de Hamás en Gaza o en Siria y lanzaron misiles desde la Franja de Gaza hacia Israel, pero aquí existe la Cúpula de Hierro que intercepta la mayoría de los misiles y el resto cayeron en zonas cercanas a Gaza, nosotros estamos a 60km. Además, todas las casas tienen un bunker, y si algún misil llegara a la ciudad donde vives suenan alarmas que avisan y tienes 30 segundos para meterte al bunker y estás allí 5 minutos. Así que no hay peligro, es una lotería que un misil caiga donde estoy yo, así que lo mejor es vivir normal. Pero ya te digo, llevo 9 meses y no he sentido peligro ni he tenido miedo, me parece un país muy seguro y cada vez más moderno. Me ha sorprendido para bien.

 

Está bien eso que cuentas ya que con la vida ajetreada que lleváis, si encima vivís con miedo, sería caótico. Y hablando del país, ¿cómo son los Israelitas y cómo es el fútbol ahí?

Pues la verdad es que me han sorprendido para bien. Al principio son gente desconfiada, pero si te comportas bien y eres buena persona, ellos te lo devuelven con creces. Hay que saber lo que ha sufrido este país desde hace muchos años y por lo tanto debemos respetar sus costumbres y saber cómo actuar en cada momento y como llevarlos. Tenemos que darnos cuenta que somos nosotros los que hemos venido a este país, por lo tanto debemos adaptarnos a ellos y a sus costumbres y no al revés, quien piense lo contrario se confunde. Debemos llegarles al corazón para que nos acepten como uno más de la familia. Suelen ser gente muy enérgica y que hablan chillando, parece que siempre están cabreados, pero no es así. Después es un país muy religioso y a partir del viernes por la tarde comienza el Shabbat hasta el sábado por la tarde – noche. Durante este tiempo cierran muchas tiendas y comercios y los más religiosos tienen unas normas y restricciones a cumplir. Para los que somos de fuera nos sorprende verlos hacer eso, pero son costumbres que al estar en un país que no es el tuyo debes respetar y ser muy cuidadoso con todas ellas. 

Y el fútbol en Israel es complicado. No es como en España o en Europa que está por encima de casi todo. Aquí no, aquí la religión está por encima del fútbol, el ejército también, la situación política de conflicto constante, la familia,… Todo esto hace que todo lo relacionado con el fútbol y los clubes cambie y sea diferente. Aquí vemos clubes que son familias, todos se conocen, todo está relacionado y tiene conexión. El fútbol en Israel es muy pasional, tanto en el campo como en la grada los aficionados. Y todo eso afecta y a la hora de jugar se puede observar que los jugadores no tienen un gran rigor táctico, los equipos se parten y no están equilibrados, hay muchas transiciones, en definitiva, un poco caótico. Los jugadores son físicamente fuertes y resistentes, pero con inteligencia táctica muy baja, entendimiento del juego muy bajo, técnicamente con carencias y emocionalmente no centrados al 100% en el fútbol por lo que ya dije antes de la religión, el ejército, el conflicto político. Todo eso influye mucho y sorprende verlo a entrenadores que venimos de fuera, pero ahora estamos aquí y debemos adaptarnos a este fútbol y a este país. 

Fotos de David Samaniego con el equipo Sub 19 del Hapoel Beer Sheva

Y siendo así de diferente el fútbol, ¿hay jugadores españoles en 1ª División ahí?

Pues ahora mismo hay tres si no recuerdo mal. Enric Saborit que lleva 2 años en el Macabbi Tel Aviv. Castellano Lillo que está en el Macabbi Haifa y Mateus David que está en el Hapoel Raanana. En nuestro equipo del Hapoel Beer Sheva estuvo 2 meses este año Ángel Carrillo pero se acabó marchando y ahora está en el Lugo. La 1ª División de aquí es una liga que se puede comparar con la 2ª División B de España. El Hapoel Beer Sheva ha sido campeón de la liga 3 veces seguidas en los últimos 4 años (2015/16, 2016/17 y 2017/18), llegando a jugar Champions League y Uefa. 

 

¿Y cómo te ha ido con tu equipo? 

No ha ido mal. Con nuestra llegada aquí, hemos cambiado la manera de entrenar y la metodología de trabajo y al comienzo de pretemporada les costó un poco más. Pero hicimos muchas dobles sesiones y les pusimos muchos vídeos para que fueran asimilando todo lo que queríamos y poco a poco fuimos mejorando. Es cierto que ya con la edad que tienen es difícil cambiarles muchos automatismos y hábitos, pero con los entrenamientos adecuados y buenas correcciones fuimos capaces de abrirles más la mente hacia ideas tácticas que no conocían. También es cierto que tanto el preparador físico (Mauro, del Atlético de Madrid) y el asistente/analista (Avihai, de aquí pero hablaba español), han sido claves y su trabajo ha sido brutal, ya que sabían de táctica tanto o más que yo. 

Hemos tenido altibajos durante la liga y después el ejército nos ha quitado a jugadores a lo largo de los meses, que se iban un mes y luego volvían, cosas de Israel. Al final hemos acabado la liga en 7º lugar, hasta que se paró por lo del coronavirus. Ahora al parecer ya no se va a jugar más según hemos escuchado. 

 

Te escuchamos hablar de cambios en la metodología de trabajo, ¿nos puedes explicar un poco eso? 

Pues la presencia aquí del Atlético de Madrid en este proyecto internacional de expansión del club no es otra que la metodología de trabajo del Atlético de Madrid en Madrid se trasladara a la Academia del Hapoel Beer Sheva de la mejor manera posible, sabiendo que estábamos en un país diferente y que tendríamos que cambiar o adaptar algunas cosas. Y así fue. Desde el primer día hemos tenidos que traducir al inglés todo nuestro modelo de juego y todos los contenidos de trabajo y tareas. A partir de ahí en reuniones de etapa o individuales con entrenadores explicándoles lo que queríamos durante el año completo, durante los mesociclos de trabajo, durante los microciclos, los informes a rellenar, etc. Todo ello ha sido un trabajo muy duro por parte de todos los entrenadores españoles pero con el esfuerzo y dedicación por parte de todos hemos conseguido un cambio brutal en la Academia y ahora ya se reconoce es estilo y ADN del Atlético de Madrid en Israel. Poco a poco se irán viendo más cambios porque esto sólo ha hecho más que empezar. 

 

Suena muy bien todo lo que dices, pero ¿qué tal la relación con los entrenadores de Israel?, ¿se han adaptado bien a vosotros?

Muy bien la verdad. Son compañeros que saben que estamos aquí para darles información sobre la manera de trabajar que tenemos en el Atlético de Madrid y casi todos han sabido escuchar y desarrollar todo lo que le pedíamos. Bien es cierto que con algunos que no hablaban apenas inglés hemos tenido más problemas, porque al final para convencer de algo o que puedan entender algo nuevo hay que llegarle y al no entendernos bien con el idioma cuesta llegar. Y después ellos son los transmisores de ese mensaje a los jugadores, por lo que deben haber entendido bien el modelo de juego y todo lo que queremos para trasladarlo de la mejor manera a esos jugadores. Por lo que con algunos tuvimos más problemas, pero todo se pudo solucionar con más horas de ordenador y de reuniones. Y con el paso del tiempo el entendimiento ya era mejor y la dinámica de trabajo y rutina hacían que todo fuera más rápido.

Charlas y entrenamientos con entrenadores de la Academia durante el año

¿Cómo es trabajar para un club grande como el Atlético de Madrid en un proyecto internacional? 

Es algo increíble. Primero que poder llevar 6 años en el Atlético de Madrid es un sueño hecho realidad. Desde que uno comienza a ser entrenador, en mi caso desde los 18 años, hace ya 16, pues uno piensa en entrenar algún día en una Academia de un equipo grande. Que eso se cumpla y poder llevar ya 6 años pues que te voy a decir. Sólo me queda seguir trabajando, seguir aprendiendo cada día, sonreír y ser feliz de la oportunidad que tengo de formar a niños y hacerlos felices con lo que tanto les gusta que es el fútbol. Al final somos formadores y esa palabra tiene una carga fuerte de responsabilidad. Por ello debemos de ser consecuentes con todo lo que hacemos y decimos ya que el futuro de muchos jóvenes puede cambiar por nuestra manera de hacer o decir las cosas. 

 

Está claro que la formación de jugadores es algo muy bonito y que como bien dices tiene una alta responsabilidad detrás, pero tu equipo al ser el Sub19, el enfoque ya es más hacia el rendimiento que hacia la formación, ¿ no te parece?, ¿cómo ves eso?

Está claro que mi equipo es distinto a todos los demás de la Academia. En mi equipo había muchos jugadores que entrenaban a diario con el primer equipo y que incluso alguno debutó en algún partido oficial. Eso es algo que debemos manejar muy bien ya que este equipo es el paso previo al profesionalismo, por lo tanto, debemos ya ofrecerles un trato más encaminado hacia ello. Muchas charlas individuales con ellos y sobre todo ser personas coherentes en lo que les decimos y que vean que no les engañamos, que vamos de frente y somos claros. Pero no deja de ser formación también, nunca dejamos de formar. Al final el futbolista necesita ver que los entrenamientos son intensos y enfocados hacia la competición, hacia la consecución de la victoria, hacia lograr unos objetivos o hacia la consecución de unas metas. Pero no deja de aprender y de formarse como futbolista nunca, por lo que esos valores que el fútbol nos brinda debe tenerlos presentes en cada etapa de su carrera, ya sea en cadetes como en 1ª División. Cuanto más arriba van llegando los futbolistas se suelen ir haciendo más egoístas, porque ya comienzan muchos intereses a moverse en su entorno más cercano. Sólo los que logran ser más fuertes, los que son humildes y no dejan que el entorno les afecte, serán los que lleguen más lejos. 

 

Viendo tu trayectoria como entrenador, ¿hacia dónde te quieres encaminar?, ¿seguir en el fútbol formativo o ir dando algún pasito más ? 

Llevo muchos años entrenando a fútbol base y formando jugadores y personas. Soy super feliz haciendo lo que hago y he tenido la suerte de ir poco a poco subiendo peldaños. Hace unos años ya tuve la experiencia de entrenar en 3ª División en el CD La Granja, de Castilla y León. Fue una experiencia increíble y bueno, yo he sido jugador de fútbol en Tercera División y Segunda B y siempre me ha gustado el fútbol senior. Está claro que me gustaría entrenar a nivel profesional, pero hay que ir poco a poco dando pasos cortos y firmes. Voy cogiendo experiencia y este año está siendo muy enriquecedor porque aparte de entrenar, al estar de Director Deportivo y poder controlar toda la Academia, te hace ver todos los problemas que pueden ir surgiendo en un club y como se pueden ir resolviendo. Ojalá pueda seguir creciendo y siendo feliz, eso irá llevándome a metas mayores. 

 

Para finalizar, ¿ algunas palabras que quieras expresar para tus jugadores, compañeros técnicos, aficionados o para el fútbol en general?

Sí, algo muy sencillo pero efectivo. “Sé feliz con lo que haces y sólo así podrás transformar y conseguir todo lo que te propongas”. Y aparte de la felicidad, ser humilde y responsable. Ésta última palabra es clave, porque con ella sabemos que harás todo lo posible para que las cosas salgan bien, aunque después igual no se consiguen, pero el esfuerzo estará ahí y el crecimiento en valores para la vida será único. Todo esto sirve para jugadores, técnicos, aficionados, trabajadores… para TODO EL MUNDO. 

Y también dar mucho ánimo para todas las personas del mundo en la lucha contra el coronavirus. Somos fuertes y saldremos de esta situación poniendo cada uno de su parte. Si una cosa nos ha enseñado el fútbol es que hay que luchar hasta el final porque el partido no acaba hasta el pitido final. Sólo así lograremos vencer y superar este pequeño obstáculo que se nos ha presentado en el camino. Debemos ser responsables y hacer caso a lo que el Gobierno nos dice para poder acabar con todo esto lo antes posible y volver a la normalidad. Ser buenos, portaros bien, ser responsables y quedaros en casa - #QuedarosEnCasa.


Pues muchísimas gracias, y suerte para el futuro

Gracias a vosotros.

#QuedarosEnCasa

 

Ajax Spinner