Usamos cookies para ofrecerte un mejor servicio, en ningún caso usamos tus datos para nuestro beneficio personal o para venderselo a terceros. Si continúas navegando aceptas nuestro uso de las Cookies. Más información

DIARIO DEPORTIVO REGIONAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID

2ª Aficionados > Grupo 5 > A.D. Villaverde Bajo

La A.D. Villaverde Bajo presenta el Cuerpo Técnico del equipo sénior para la temporada 2017/18

Autor:
12-08-2017
Manuel Gutiérrez (izquierda), Pedro Moya (centro) y Rafael Parro, el nuevo cuerpo técnico del Villaverde Bajo /// Fotos: AD Villaverde Bajo
 
Manuel Gutiérrez, Pedro Moya y Rafael Parro, los encargados de dirigir al equipo Aficionado del Villaverde Bajo

 

Informa /// AD Villalverde Bajo

La Agrupación Deportiva Villaverde Bajo presenta el cuerpo técnico que dirigirá el primer equipo aficionado en la Temporada 2017/18. Se sentarán en el banquillo Manuel Gutiérrez de 24 años, Rafael Parro de 20 años y Pedro Moya también de 24 años.

Los tres son jovencísimos entrenadores pero con experiencia en categorías importantes de fútbol base, con una enorme proyección por delante, conformarán el cuerpo técnico del conjunto villaverdino para la nueva temporada.

Durante la temporada pasada ya formaban parte de la escuela como entrenadores, y además tanto Manuel Gutiérrez y Pedro Moya actuaron también como jugadores del primer equipo.

Pedro Moya logró el ascenso a Preferente con el equipo Cadete, Manuel Gutiérrez dirigiendo al Infantil Autonómica lograba la permanencia, y Rafael Parro como segundo entrenador conseguía también la permanencia pero con el Alevín Autonómica del club.

El Director Deportivo José Serena opinaba sobre la elección de la joven terna de entrenadores para la nueva temporada:

"Son jóvenes, con conocimientos actuales de entrenamiento y con mucha hambre por demostrar su valía, eran las personas idóneas por lo que decidí darles una oportunidad, algo que estoy seguro que aprovecharán".

"Sé que su ambición le llevará a no descansar hasta encontrar el camino del ascenso, objetivo principal del equipo, pero además estoy seguro que no dejarán de lado lo que es quizá nuestro denominador común en la Escuela, el buen juego".

"Es una oportunidad para ellos, y una apuesta personal mía, no tengo ninguna duda de que además de ganar nos vamos a divertir cada partido, es cierto que tendrán que separar el corazón y la amistad para tomar decisiones con la cabeza, además de adaptar sus conocimientos futbolísticos a una categoría que ya conocen como jugadores y que ahora afrontarán como entrenadores".

A continuación publicamos una pequeña entrevista realizada a los integrantes del cuerpo técnico del Villaverde Bajo:

 

Cuando os ofrecieron entrenar al primer equipo, ¿qué pensasteis?.

 

Manuel: “Nuestra primera reacción fue decir que no, ¿cómo íbamos a ser los entrenadores de nuestros compañeros?, ¿cómo íbamos a dejar el juvenil que estábamos soñando con entrenar?, nos parecía una locura, pero después de hablar mucho entre nosotros, con José (director deportivo, y al que le debemos todo) y con jugadores de la plantilla... nos dimos cuenta de que era una oportunidad que no podíamos dejar pasar, y que esas dudas que teníamos al principio, a base de hablarlo y hablarlo, se habían convertido en ilusión.”.

 

Habéis entrenado a otros equipos en la Escuela con buenos resultados. ¿creéis que es lo mismo que entrenar al primer equipo?, ¿os veis preparados?.

Pedro: “Nosotros intentamos que el jugador disfrute tanto en los partidos como en los entrenamientos, lo más importante es formar un grupo donde la gente se sienta importante, cada uno en su rol, ayudándose y respetándose, para nosotros ese es el verdadero éxito de una temporada. Obviamente no es lo mismo entrenar a cadetes que a sénior, son contextos totalmente diferentes, a la pregunta de si estamos preparados lo tendría que responder nuestro director deportivo José Serena ya que es él por el cual estamos en este proyecto, gracias por confiar en nosotros.”.

 

Es la primera vez que entrenáis los tres juntos, Manu y Pedro ya lo hicieron juntos hace dos temporadas. ¿Qué supone entrenar con ellos al primer equipo del Villaverde?. 

Rafa: “La verdad es que no sabría describirlo bien, soy el más joven de los tres y dar este paso al primer equipo ha sido mucho más fácil gracias a ellos. Nos une una gran amistad y eso es algo que facilita las cosas. Tenemos mucha confianza y con ellos al lado siempre he mejorado en todo. Son un 10 como entrenadores y un 11 como personas".

"Estoy muy ilusionado, es entrenar al sénior de tu equipo de toda la vida, con tus amigos, no hay palabras para eso. Tengo muchísimas ganas de empezar y seguir aprendiendo de ellos.”.

 

¿Qué le dirías a todos los aficionados y jugadores del Villaverde?. ¿Qué deben esperar?.

Manuel:  “Deben esperar un equipo valiente, que ataque, que entrene, compita y viva cada día como si fuera el último. Todos los jugadores podrían jugar en categorías más altas, muchos han rechazado dinero y jugar en categorías como Preferente por estar en el club. Están haciendo cosas increíbles porque el AD Villaverde Bajo crezca y seguro que van a contar con el apoyo de todos los aficionados que viene los domingos a animar. Así que como ya dijo alguien antes: "Abróchense los cinturones, nos vamos a divertir"”.


Por otro lado, Emilio López-Ibarra seguirá siendo el delegado del conjunto sénior en la temporada 2017/18, como lleva siéndolo desde la creación del primer equipo y lo fue antes en el juvenil “A”. 

Ha visto al Villaverde Bajo en todas las situaciones posibles y este año confía en el grupo y en los entrenadores. Se ha convertido en una pieza indispensable para los jugadores y entrenadores con su ayuda y dedicación.


Para finalizar unas consideraciones del Director Deportivo, José Serena.

El motivo por el que elegí este cuerpo técnico partió de una premisa clara, tras varios años al mando del equipo sénior compatibilizándolo con la Dirección Deportiva creía que era el momento idóneo para buscar un relevo y centrarme más en la dirección deportiva, mi tarea principal. Durante estos años he comprobado el desgaste que genera la realización de ambas tareas y no podía "quemarme" realizando las dos cosas, esto unido a la relación con los futbolistas que pasó a ser más un sentimiento de amistad que otra cosa, sentía que a la larga me relajaría y acomodaría, aunque en el plano positivo esa amistad nos daba complicidad a la hora de tener un objetivo común, sabía que no podía alargarlo en el tiempo, quizá hacía falta ese cambio que vuelva a motivar al grupo y les pueda dar ese aliciente necesario para seguiir rindiendo en el club.

Mi idea en principio fue traer un entrenador que empezara de cero y no actuara en función de lo que había hasta ahora, que no se moviera por amistad y sentimientos, pero al final dándole vueltas y vueltas, y tras el ofrecimiento de este cuerpo técnico para el equipo juvenil pensé,  ¿ por qué no ?.

Son jóvenes, con conocimientos actuales de entrenamiento y con mucha hambre por demostrar su valía, eran las personas idóneas por lo que decidí darles una oportunidad, algo que estoy seguro que aprovecharán".

Sé que su ambición le llevará a no descansar hasta encontrar el camino del ascenso, objetivo principal del equipo, pero además estoy seguro que no dejarán de lado lo que es quizá nuestro denominador común en la Escuela, el buen juego.

Nuestros equipos de la Escuela a día de hoy se diferencian de muchos porque hemos llegado a las máximas categorías apostando por un juego vistoso, no ganando de cualquier manera, sino aportando siempre un buen juego, y eso sin duda hace más fácil la incorporación de nuestros jugadores de base al sénior.

Es una oportunidad para ellos, y una apuesta personal mía, no tengo ninguna duda de que además de ganar nos vamos a divertir cada partido, es cierto que tendrán que separar el corazón y la amistad para tomar decisiones con la cabeza, además de adaptar sus conocimientos futbolísticos a una categoría que ya conocen como jugadores y que ahora afrontarán como entrenadores".

 

 

Ajax Spinner