Usamos cookies para ofrecerte un mejor servicio, en ningún caso usamos tus datos para nuestro beneficio personal o para venderselo a terceros. Si continúas navegando aceptas nuestro uso de las Cookies. Más información

DIARIO DEPORTIVO REGIONAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID

1ª Aficionados > Grupo 3 > Jornada 2

Remontada para empatar del CD Ciempozuelos

Autor:
26-09-2013
foto archivo

"La carga de la Brigada ligera"

GOLES 

0-1 NOGUERA ROBERTO (7') 
0-2 CASTRO JUAN JOSE (21') 
1-2 HUGO J (26') 
1-3 HERNANDEZ , JUAN J. (45') 
2-3 HUGO J (63') 
3-3 ROBERTO (79') 

C.D. CIEMPOZUELOS

13.- Darío (portero)
2.-  Roberto
3.-  Dani Mora ©
4.-  Hugo
5.-  Alberto Gaubeca (51) Pepe
6.-  Ayala
7.-  Adrian
8.-  David Cano
9.-  Jaime Bermúdez (79) Pitu
10.- Baratas
11.- Cesar (51) Cristian Rubio

Entrenador.- Gustavo Muñoz

CRONICA // CD,. Ciemozuelos

 

“¡Adelante, Brigada Ligera!”
“¡Cargad sobre los cañones!”, dijo.
En el valle de la Muerte
cabalgaron los seiscientos.
“¡Adelante, Brigada Ligera!”
¿Algún hombre desfallecido?
No, aunque los soldados supieran
que era un desatino.
No estaban allí para replicar.
No estaban allí para razonar.
No estaban sino para vencer o morir.
En el valle de la Muerte
cabalgaron los seiscientos.


Este humilde cronista amparado en un bello poema épico sobre la La Carga de la Brigada Ligera, retoma como suyos aquellos versos y con esa misma manera de describir una batalla que supuso una derrota para la caballería inglesa en la Batalla de la Balaclava en Crimea quiere describir como fue un partido épico, de lucha, casta y entrega hasta el final del mismo.U

na primera parte en la que el equipo visitante con una asombrosa maestría describió una constante guerra de guerrillas en el centro del campo que hacía imposible que el Ciempozuelos pudiera hilvanar una sola jugada de más de tres toques y en cuya refriega salían airosos los disciplinados y entusiastas jugadores foráneos que en apenas poco más de doce minutos de partido ganaban por 0-2 de una forma justa y merecida. Se habían adaptado al campo y habían hecho de las reducidas dimensiones del mismo, su trinchera desde la que abatían una y otra vez los intentos infructuosos de jugar e intentar tocar del equipo de casa, además de causar un peligro constante en el área del Ciempozuelos.

No era un partido bonito en cuanto a juego, pero si en cuanto a estrategia y disposición táctica de un equipo bien armado, disciplinado y serio, muy muy serio, no exento de calidad y buen futbol. El Ciempozuelos tenía un clavo en su bota con el que apenas podía dar más de dos pasos sobre el pequeño terreno de juego.

Solo en una jugada a balón parado, el efecto Mora, como se conoce en esta categoría, por los saques de banda que nuestro hoy capitán ejecuta de una manera magistral, consiguió llevar el primer gol al casillero local, con el omnipresente Hugo. Con Hugo me pasa una cosa, no sé si es un gran delantero convertido en magnifico defensa o un magnifico defensa convertido en un gran delantero. Porque sus cabezazos nos recuerdan a esos rematadores de cabeza clásicos, fuertes y que dibujan el remate antes de ejecutarle, con lo cual agobian a las defensas rivales y complican la vida a los porteros.

Pero la épica el domingo quería jugar de arlequinada y en otro zarpazo postrero el equipo del Barrio madrileño, conectaba el 1-3 en el marcador y la pesadumbre en la afición de casa.

Siempre se dice que esos goles al borde del descanso llevan mucho de carga psicológica, positiva para el que lo consigue y negativa para el que lo encaja.

Pero como en el Valle de la Muerte de Crimea, el equipo de casa decidió vencer o morir y eso hizo que la segunda parte fuera todo un espectáculo de bravura, casta y entrega hasta la extenuación. El equipo visitante era incapaz de sacudirse un dominio casi aplastante, que agobiaba, asfixiaba y consumía la ventaja en el marcador. Solo la falta de acierto hacía que el encuentro cayera del lado visitante, porque el coraje y las ganas ya se habían vestido de rojo y blanco en el descanso.

En el minuto 77 el Ciempozuelos había consumido la ventaja del C.D. LA LATINA con dos jugadas de estrategia, otra vez el efecto Mora y ahora tocaba la famosa carga de la Brigada Ligera y fue así, no me invento nada, un calor de castigo, una lucha sin cuartel donde unos atacaban una y otra vez, sin descanso, como si les fuera la vida en ello y otros con no menos coraje y con una disciplina prusiana se defendían como buenamente podían.

Y así se llego al final del encuentro, cuarenta y cinco minutos se habían consumido en un suspiro, porque ellos quisieron, si ellos, todos los que jugaron, locales y visitantes, publico y……la épica, la épica de unos jugadores que lucharon hasta la muerte y que su único trofeo fue un punto y el agradecimiento de todos los que los vimos, porque ellos escribieron una página del futbol modesto, de esas que se escriben todos los domingos y que nadie conoce, si de esos que no cobran millones de euros, de los que no tienen programas y periódicos que hablen y hablen sin parar de ellos. Pues ellos son la verdad del futbol, los que juegan por algo tan bonito……..por ganar, como cuando eran niños y entonces no hay mentiras, ni primas, ni sueldos, solo hay eso, futbol…futbol…pero con mayúsculas FUTBOL…

Y el poema termina así

¿Cuándo se marchita su gloria?
¡Oh qué carga tan valiente la suya!
Al mundo entero maravillaron.
¡Honrad la carga que hicieron!
¡Honrad a la Brigada Ligera,
a los nobles seiscientos!”

https://www.facebook.com/CDCiempozuelos

Ajax Spinner