Usamos cookies para ofrecerte un mejor servicio, en ningún caso usamos tus datos para nuestro beneficio personal o para venderselo a terceros. Si continúas navegando aceptas nuestro uso de las Cookies. Más información

DIARIO DEPORTIVO REGIONAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID

3ª Division > Grupo 7 > Jornada 17

The Chirlo - (Blog Zurdo Cerrado)

Autor:
19-12-2019
Fotos: Zurdo Cerrado

 

A.D. ALCORCÓN "B" 1 - 1 R.S.D. ALCALÁ  - 17ª Jornada - 3ª División Grupo 7º - Temporada 2019/20

COLUMNA DE OPINIÓN

Zurdo Cerrado - Carlos Gese

Decir que un cocinero francés escupe en la sopa (siempre que no sea para él) no es una figura retórica, sino la constatación de un hecho. Será un artista, pero su arte no incluye ser limpio. Hasta cierto punto, incluso es sucio porque es un artista, pues la comida, para ser apetitosa, requiere que sea tratada de forma sucia. Cuando, por ejemplo, someten a un filete a la inspección del cocinero jefe, no lo pincha con un tenedor. Lo coge con los dedos y le da la vuelta, pasa el pulgar por el plato y lo chupa para probar la salsa, vuelve a pasar el dedo, lo chupa y da un paso atrás para contemplar el trozo de carne como un artista cuando juzga un cuadro, luego lo coloca en su sitio con los dedos grasientos y sonrosados que ha chupado más de cien veces esa mañana. Cuando se da por satisfecho, coge un trapo, borra las huellas de dedos del plato y se lo da al camarero. El camarero, por supuesto, también mete los dedos en la salsa, unos dedos sucios y grasientos que no hace más que pasarse por el pelo engominado. Siempre que alguien paga más de, digamos, cien francos por un plato de carne en París, puede estar seguro de que lo han toqueteado como he dicho.

Digamos, alto y claro, que el fútbol es la cocina del restaurante que narra George Orwell en el diario de su época Sin blanca en París y en Londres. Diríamos, sin engañar a nadie, que lo mismo le sucede a un entrenador en el planteamiento táctico previo a un partido preparado para ganar; presión alta desde el inicio, presión-tras-pérdida asfixiante; flujo de balones rápidos en los extremos, fijación de los centrales contrarios mediante un 9 puro, golpeos duros desde fuera del área, centro del campo con dos pivotes para segar cualquier opción de contra, defensa adelantada para tener cerquita las tres líneas permitiendo transiciones veloces. Dijimos esto y nos encontramos en el minuto 75 con 1 – 0 abajo, y con tu lateral derecho expulsado por doble amarilla tras una entrada fuerte y posterior protesta airada al árbitro. Entonces qué será lo que diremos…

Diremos que corre el minuto 89, que tu portero veterano ha salvado un mínimo de 5 goles a bocajarro para así poder mantener el 1 – 0 en contra. Diremos que te han superado la presión, te han sacado toda la segunda parte el balón jugado contragolpeándote en situaciones de peligro constante. Diremos que no has conseguido materializar el dominio de la primera parte y la superioridad surgida de la efectividad en la presión y el consecuente robo de balón. Que has llegado por ambas bandas, por el centro, mediante tiros lejanos y colgando balones pero que nada ha surtido efecto. Entonces sería eso lo que diríamos.

Dijimos esto. Sobamos el balón como si de cocineros y camareros franceses se tratara. Pero solo sería fútbol. Solo fue fútbol. Tan solo es fútbol.

Diremos que el balón entra trastabillado. Que la conduce por el vértice derecho del campo del Alcorcón B Navas, que le cae a Hervías, que habilita sin mucha intención a Dani Ponce. Entonces diremos que Ponce controla orientando el balón al ángulo que forman su cuerpo y la portería contraria. Que son las 13:12 del domingo en el Anexo del Santo Domingo. Que nadie cree ya en planteamientos o estrategias, que el partido que parecía un 0 – 1 es ahora mismo un 1 – 0 y tiene más pinta de 2 – 0 que de otra cosa. Pero la salsa del fútbol no se chupa con el dedo pulgar, sino con el interior del pie izquierdo de Dani. Tensión, golpeo, rosca, escuadra. Punto.

The Chirlo.

Nada hay como valorar lo que tienes. Quitarte de la puta cabeza expectativas vanas y saborear lo que la vida te depara de bonito y de real. Huir de tópicos y de sueños ajenos para centrarte justamente en lo que tú quieres siendo plenamente consciente de quién eres. Del 1 -0 al 0 – 1 casi en el 2 – 0 y finalizando en 1 – 1. Ese es el resumen del partido. Ojalá fuera el resumen de mi vida.

Qué felices seremos nosotros.

NOTICIAS RELACIONADAS

Ajax Spinner